Enrique Pérez Díaz

Enrique Pérez Díaz
(La Habana, 1958). Este polifacético creador ha abordado la literatura para niños desde todas las perspectivas. Como ensayista, su obra ha sido publicada en los principales medios impresos de su patria, Colombia, Argentina y México. Conferenciante, ha recorrido Europa y América, en muchas ocasiones también como cuentacuentos. Aunque sus cuentos y poemas para niños transcurren en el mundo de hoy, Enrique siempre apuesta por la imaginación y la fantasía. Posibilitador de imposibles, sus muchos libros describen el poder que las hadas otorgaron a este isleño para convertir la tierra firme en un mundo dúctil de sueños. Es director de la Editorial Gente Nueva. Vive en La Habana. (María García Esperón)

Los que escriben para niños...

Los que escriben para niños...
Entrevistas de Enrique Pérez Díaz a autores de LIJ. Columna en Cubarte

Seguidores

Archivo

Páginas vistas en total

Archive for 2012

Caminos de estrellas




Por los caminos de las estrellas
viajo esta noche hasta Belén
y en un sendero de la montaña
mi sueño herido vuelve a nacer.
Nace contigo todo mi anhelo,
un sueño triste, flor de papel,
que ya tu estrella me pinta rumbos,
en larga ruta hacia Belén...

Que de ilusiones se encienda el árbol,
de nochebuenas a flor de piel
y de esperanzas y navidades
hoy y mañana, siempre y ayer.


Que la esperanza no sea un trino,
sino himno inmenso a flor de piel,
la Navidad todo un camino,
sin calendario ni amanecer...

Por los caminos de las estrellas
viajo esta noche a tu Belén.
Si abres tu puerta verás mi sueño
como una estrella de amor y fe.


Abierta siempre está mi puerta,
a ti mi amiga, de flor y miel,
atisbo el sueño que me ilumina,
tu sueño azul, luz y Belén...

(C) Enrique Pérez Díaz y María García Esperón

Una princesa dorada



Una princesa dorada

Enrique Pérez Díaz

Para María: hada, princesa y estrella

Era una blonda princesa
con sangre azul en las venas,
un corazón refulgente
que rompía sus cadenas…

 Andaba en su dragón de fuego,
viajando de reino en reino,
buscaba un sueño imposible,
tan eterno como cierto…

 Pero en las noches de luna,
se volvía una gitana,
leyendo la buena suerte,
danzando sobre la fogata.

 Tenía el bosque en los ojos,
de cascabel su sonrisa,
prendido iba en sus labios
un clavel de poesía.

 Pero la dulce princesa,
entre cantos y quimeras,
soñaba un Sol legendario,
que toda su luz le diera.

Esquivo cual horizonte,
su Sol se desdibujaba
y a una luna confidente,
sus cuitas ella contaba.

 Su voz, un trino de aurora,
sus poemas primavera,
su amor encendido siempre,
como el fuego de su hoguera.

 Su amigo el dragón de nieve,
comprensivo la miraba,
¡pobre dragón solitario
que a su propio Sol amaba!

 Con poemas y canciones,
ambos a diario se cuentan,
sus anhelos, parabienes,
mientras escuchan un canon…

 Por eso es que viajan juntos
en un tiempo sin fronteras,
donde el mar parece un cielo
y el estío, Nochebuena…

(C) Enrique Pérez Díaz
Voz: María García Esperón
2012


Desde noviembre hacia la esperanza




A fines de 2011, Enrique Pérez Díaz desde Cuba y María García Esperón desde México, compusieron un poema de Nochebuena llamando a la esperanza. Y a fines de 2012, el compositor mexicano David García Hernández lo ha convertido en canción. Desde ahora enviamos los tres este deseo porque el milagro acontezca y para que haya suficientes días para atraer con la canción una estrella de fe a todos nuestros cielos.

Desde Cuba y desde México, aún en noviembre

ENRIQUE PÉREZ DÍAZ
DAVID GARCÍA HERNÁNDEZ
MARÍA GARCÍA ESPERÓN


ES NOCHEBUENA...

Es Nochebuena
y en cada estrella
una esperanza
quiero encender

Tengo ilusiones
tan verdaderas
que en lo imposible
puedo creer.

Es Nochebuena
llena de astros,
de aromas verdes,
de pan y miel.

De lejos llegan
magia y deseos,
Norte y Oriente,
Luz y Belén.

Tiempo fragante
recién cortado,
promesas puras
de amor y ser.

Es Nochebuena
y es para siempre
esta esperanza
que quiero ser.

Es Nochebuena
y aunque estés lejos
junto a mi alma
te puedo ver...

Faltan palabras,
sobran razones,
para un futuro,
juntos creer...

Es Nochebuena:
noche de estrellas,
aroma a hogar,
buen renacer...

Es Nochebuena:
llega un mensaje,
brillos cercanos
de amanecer...

Guarda tus cuitas:
es Nochebuena
todo en el mundo,
vuelve a nacer...

Borra lo triste,
es Nochebuena
y el gran milagro
va a acontecer...

Es Nochebuena:
da el primer paso
verás que juntos
podemos crecer...





Gente Nueva aniversario 45: Entrevista a Enrique Pérez Díaz

Enrique Pérez Díaz

Fuente: www.habanaradio.cu
Gente Nueva aniversario 45
11 de octubre 2012
Estrella Díaz


La Editorial Gente Nueva, ubicada en la Calle 2, entre 3ra. y 5ta., en el Vedado capitalino, cumple este año su aniversario 45, efeméride que nos sirve de pretexto para conversar con su actual director, Enrique Pérez Díaz, quien desde hace unos cinco años está al frente de la institución.

¿Pautas de la Editorial?
Es una editorial que, históricamente, tiene una gran responsabilidad porque ha enseñado a leer a más de una generación de cubanos; hemos crecido junto a Gente Nueva. Nuestro trabajo inmediato es lograr que el público nos lea más y mejor. En ocasiones, las editoriales han estado a espaldas del público y han buscado complacer al autor o a una política determinada. Pocas veces se pone en práctica un ejercicio que en el mundo entero es frecuente y que se llama estudios de mercado; en otras palabras qué quiere leer la gente, qué es lo que en realidad funciona. No podemos abstraernos del momento difícilmente económico en que vive nuestro país y no hacernos nada publicando libros y más libros — que pueden ser muy buenos — para llenar un almacén porque luego no se venden o para que estén, simplemente, expuestos en una librería.
Por ejemplo, Gente Nueva tiene colecciones experimentales y tradicionales y entre estas últimas están las Colecciones de Aventuras — que siempre será prioridad —, pero tratamos de publicar autores cubanos y latinoamericanos contemporáneos escribiendo para aventuras. Hay que reconocer que en nuestro país existe un déficit en este sentido.

¿Y los clásicos? 
¡Por supuesto!: siempre se edita a Julio Verne y a Emilio Salgari, pero no hay que olvidar que es una versión de la aventura del siglo XIX e inicios del XX y ya estamos en el XXI. Vivimos un momento en que los niños están en contacto con las computadoras y otros avances tecnológicos y que manejan un mouse antes de saber leer y escribir. A esos muchachos no puedes estar hablándoles del descubrimiento del astrolabio — que es para ellos una curiosidad del pasado, algo anacrónico —; hay que renovar todos esos conceptos en las editoriales cubanas en general.
En la sede de nuestra editorial, que se remozó recientemente, inauguramos un proyecto cultural y se creó una galería de arte — llamada “El cochero azul” — que, mensualmente, exhibe obras de artistas plásticos, fundamentalmente de ilustradores que trabajan para Gente Nueva; también una ludoteca, que es un proyecto impulsado por la presidenta del Instituto Cubano del Libro que brinda servicios a los niños de los círculos infantiles cercanos. Allí hay juguetes donados por escritores, hay sesiones de cuenta-cuentos, así como una librería que esta teniendo un gran impacto no solo de ventas sino en la comunidad.

Las portadas, que son la cara del libro, siempre ha sido un tema muy polémico… 
Sigue siendo un tema muy polémico. Contamos con ilustradores muy talentosos salidos del Instituto Superior de Diseño Industrial, ISDI, y también de la Academia de Artes de San Alejando, pero que tratan de defender el arte dentro del libro y, a veces, no defienden el concepto de ilustrar. Eso es un problema. El libro cuenta una historia y eso no quiere decir que el ilustrador emprenda su propio camino, pero le tiene que servir a la hora de representar. Por ejemplo, si el autor se refiere a una niña rubia, no la puedes poner trigueña porque estás desinformando. Esa es una pelea permanente.
Los libros, debo de reconocer, han evolucionado pero algunos se han alejado del gusto del lector porque no se puede desconocer que el público tiene una formación que es muy difícil de combatir, que es la de Disney y de los animados Manga. Tenemos que buscar una media y, al igual que el texto, hacerle entender a los ilustradores los nuevos estilos de la ilustración.
Por otro lado, tratamos de rescatar los clásicos de la ilustración que están vivos y que continúan trabajando como Rita Gutiérrez Varela, por solo citar un ejemplo. Hay una pregunta clave ¿qué da una editorial?; la respuesta es simple: muchas visiones. Hay una colección que consideramos de privilegio, sin embargo se vende poco, entonces, hacemos un estudio e imprimimos menos ejemplares. Me refiero a la Colección 21 que se está, constantemente, actualizando, sobre todo, al sector juvenil en todas las corrientes de la literatura contemporánea, con todas las problemáticas que se trazan mundialmente los autores para escribir — libros sobre drogas, sobre sexo, sobre defunción familiar, problemas de orientación sexual que otrora no se tocaban en la literatura infantil — y ¡bien hechos! No son libros de sociología ni manuales de conducta sino literatura. Esa colección se vende menos, pero la gente sí la busca. Y es importante.

En el mundo entero la esfera del libro es un tema desde el punto de vista económico complicado… 
No hay que olvidar que en Cuba el libro está subsidiado por el estado. Hay momentos que erróneamente se piensa que los precios de los libros son elevados. No. Los costos de un libro son infinitamente superiores al precio que se le da a la población. En nuestro país es muy clara la política editorial: la tendencia es favorecer el hábito de la lectura, algo que solo se logra con la producción real de textos de calidad y el trabajo sostenido de la red de editoriales.
Tag : ,

Soledad





La soledad tiende,
diáfana y suave,
su mano gris.

La soledad sigue,
y yo con ella,
esperando abril.

La soledad antigua,
de ave y congoja,
de azul añil.

La soledad tristeza,
la soledad consuelo,
anima y cielo,
invierno y fin.

Tú me convocas,
querida amiga,
cuando en la tarde
el cielo es gris.

Tú que te acercas,
con mi nostalgia,
visto recuerdos
y soy feliz.

La soledad me trae,
lejos y suave,
su mano gris.

Ando en silencio,
tímidamente,
sin un confín…

Viajo tan solo,
conmigo mismo
y espero abril…


Sobre la literatura infantil. Entrevista a Enrique Pérez Díaz en Tribuna de La Habana

Fuente: Tribuna de La Habana

Por Félix Díaz

El escritor cubano Enrique Pérez Díaz, autor que ha puesto su obra, por años, fundamentalmente al servicio de la literatura para niños y jóvenes, además de dirigir la Editorial Gente Nueva, se ha convertido en un reconocido especialista en el tema, y ha accedido a responder las siguientes preguntas a Tribuna.

F/A través de la historia, casi se ha convertido en un lugar común, aquello de que escribir para niños y jóvenes es más difícil que hacerlo para adultos, ¿Cuánto de verdad ve usted en esa afirmación?

E.P/En realidad es un lugar común bastante en uso. Pero tiene algo de cierto, no es que propiamente sea más difícil: escribir es siempre difícil pues uno debe enfrentar la página en blanco y eso es un reto. La historia se sueña, se vive mentalmente, se recrea de la propia realidad y es un trabajo enorme llevarla a esa odiosa página en blanco que para unos es castigo y un tentador puente por cruzar para otros. Lo difícil es comunicar con la gente, especial-mente con los niños; por eso se dice que es doblemente difícil porque el niño no es un lector comprometido con algo, sino muy li-beral, que decide si lee o va a jugar, a la playa, a treparse en los árboles o a montar bicicleta y jugar pelota. Por eso yo pre-fiero decir que escribo para personas, pues tampoco me gusta ais-lar a los niños en un contexto ideal que en realidad no existe.

F/Como cualquier otra, también la literatura infantil cambia con las épocas; está claro que no se puede escribir ahora como lo hicieron los clásicos –en cuanto a temas, lenguaje, o...-, ni aún hablando de los de las generaciones más cercanas que nos preceden; ¿por qué, y hasta dónde, pudiera llegar la diferencia?

E.P/Yo diría que la diferencia mayor está en el ritmo narrativo y en los temas que se abordan. Las técnicas están descubiertas desde hace mucho, desde los propios maestros. Pero el libro actual es muy cinematográfico, intertextual, con pocas descripciones y mucha (o muchas) acciones encontradas, es como un laberinto donde te su-merges detrás de una historia y te vas a encontrar con tantas otras.

F/Se dice, que los llamados cuentos mágicos, no fueron creados precisamente para niños, sino que llegados de la tradición oral, nacieron para entretener a los adultos y luego, con los años, pasaron a los más pequeños. ¿Eso justificaría, de alguna manera, la tanta violencia, la maldad manifiesta, y todas las otras pasiones negativas que les adornan?

E.P/En realidad, se ha dicho por los grandes teóricos de la literatura para niños(especialmente por el francés Paul Hazard), que los pequeños debieron apropiarse de las migajas que durante siglos les dejaron los adultos e hicieron suyas las historias de Perrault y los Hermanos Grimm, que bebían de la tradición oral y por tanto llevaban implícitas toda una carga de violencia tremenda, pero sí tenían el encanto de lo natural, verídico y eso atrapó las mentes infantiles, cansadas de preceptores, moralistas, abates e institu-trices tontas que solo querían formar niños modelos.

Segunda parte
Por Felix García en la sección
· Narrativa Cubana

El escritor cubano Enrique Pérez Díaz, autor que a puesto su obra, por años, fundamentalmente al servicio de la literatura para niños y jóvenes, además de dirigir la Editorial Gente Nueva, se ha con-vertido en un reconocido especialista en el tema, y ha accedido a responder las siguientes preguntas a Tribuna.

F/ Aparecen ahora temas hasta hace muy poco tabúes, en obras dedicadas a jóvenes, adolescentes, y niños –me refiero al sexo, en cual-quiera de sus variantes, a la violencia, el desamor, las migracio-nes y otros socioculturales que, desde luego, también influyen, o los afectan, a ellos-. ¿Qué opina?

E.P/ Después de la Segunda Guerra Mundial la literatura para niños comienza a tomar otros caminos, se centra más en los problemas de la infancia que en los mundos concebidos idílicamente para los posibles lectores infantiles. En el año 45 se publica en Suecia un libro que en mi concepto revoluciona el modo de ver estos libros y a los propios niños: Pippa mediaslargas, de Astrid Lindgren, personaje que defiende la tesis de que los niños deben llevar una vida organizada sobre todo cuando puedan organizársela ellos mismos, vive sin padres, sola en una casa y arremete feroz y simpáticamente contra instituciones como la escuela y las damas de sociedad. Eso se va haciendo sistemáticamente natural en muchos países cuyos escritores despiertan a esta especie de llamado de hacer justicia a sus jóvenes lectores, justicia pues ya no se pretende engañarles ni adoctrinarles sino precisamente darles las armas pa-ra sobrevivir en un planeta donde lamentablemente hay guerras, odios, pestes y otras furias que atacan el cuerpo y el pensamiento. Aunque a veces así se crea, no es un fenómeno reciente, ni forzado, ni producto de modas, sino todo un proceso que tiene sus causas en la misma praxis social e histórica de cada país: al hacerse más difíciles las realidades circunstanciales y fluir más libremente el pensamiento y tomar los escritores conciencia de su papel formador en la infancia con este tipo de literatura, se escriben historias más “problematizadoras”, por así decirlo, de la realidad, en argumentos realmente interesantes y que dejan una huella en cualquier lector.

F/ Por último, sobre el lenguaje: ¿cuál debe ser, en su criterio, el lenguaje a utilizar en esta literatura?

E. P/ En realidad no creo que exista un lenguaje específico cuando se escribe para niños, independientemente de la edad a que estén dirigidos los libros. Uno escribe en el lenguaje que domina, cuya norma adultera a su gusto o conveniencia y de eso nace precisamente ese milagro que llaman “estilo”. Buscar un lenguaje adecuado para la infancia sería traicionarnos a nosotros mismos como escri-tores y no ser fieles a nuestra forma de expresión. En ocasiones, las transnacionales del libro pretenden vender un producto este-reotipado en el llamado “castellano neutro” y enseguida se advierte lo diferente que este lenguaje resulta del nacido de un buen escritor. Para libros dirigidos a una primera edad obviamente uno buscará palabras más sencillas y gráficas e irá luego ampliando el vocabulario de sus libros en dependencia del nivel etario que tenga su lector, pero se usa el mismo lenguaje con el que uno habla normalmente, arropado, desde luego, de imágenes, giros, etc.
Lo importante, lo más trascendente, diría yo, en la literatura para niños es tener sobre todo un buen argumento que sea capaz de atrapar al lector. Justamente eso, todo lo demás es absolutamente secundario y fruto de la maduración de un oficio y el trabajo constante.
Tag : ,

Un paseo por El Cochero Azul


 El Cochero Azul, la librería de la editorial gente Nueva que recientemente abrió sus puertas en La Habana, ofrece espacios de privilegio para que los lectores cubanos disfruten todas las dimensiones del libro. El talento de los ilustradores se despliega en la Galería Sueña Despierto y los más pequeños viven momentos de diversión inolvidable -siempre entre libros- en la ludoteca.


Einstein, la crisis y nosotros


"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.
La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.
Quien supera a la crisis se supera así mismo, sin quedar superado. Quien atribuye a la crisis sus fracasos o penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.
Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla".

Albert Einstein

Enrique Pérez Díaz: un autor indispensable

Enrique Pérez Díaz
La Habana, 1958

Autor indispensable en el panorama de la literatura cubana para niños y jóvenes, ha escrito más de una veintena de títulos y es colaborador de numerosas revistas especializadas. Se ha convertido en un autor de consulta y referencia en los programas escolares de varios países. Cultiva además el periodismo, la crítica, la investigación literaria y la edición.
Entre los numerosos reconocimientos que ha recibido destacan los Premios La Edad de Oro, Pinos Nuevos e Ismaelillo, así como el Premio Especial Abril 2001 y el Premio Romance de la niña mala, por el conjunto de su obra para niños. Fue también Premio La Rosa Blanca de la Sección de Literatura Infantil de la UNEAC, finalista del EDEBE de España en 1997 y finalista del Premio Iberoamericano para Leer el XXI de IBBY, en 2001, por sus libros de cuentos y novelas para niños. Ha viajado por el Caribe, Latinoamérica y Europa impartiendo conferencias o como cuentacuentos y en 1998 su proyecto de investigación sobre los Premios Hans Christian Andersen le mereció una Beca en la Internationale Jugendbibliothek de Munich, Alemania. 
Entre otros libros ha publicado El payaso que no hacía reír (SEP–Tané, México, 1997; McGraw Hill, Estados Unidos, 2000), El niño que conversaba con la mar (EDEBE, España, 1999; The Boy Who Talked To The Sea, Hougthon Mifflin, Estados Unidos, 2003), Micifúz y Minino son grandes amigos (Ediciones SM, España, 2000; Editorial Adriano Salani, Italia, 2002), Las Cartas de Alain/Letters from Alain (Grupo Anaya Comercial, España, 2001; Aurora Metro Publications, Gran Bretaña, 2008), Escuelita de los horrores (Ediciones UNIÓN, Cuba, 1999; Editorial Progreso, México, 2006), Cuando llegan las cigüeñas de París(Editora Abril, 2002), Fábulas de antes para contar siempre (Ediciones Internacionales Universitarias, España, 2003), Las golondrinas son como el mar (Editorial Oriente, Cuba, 2003) y Alguien viene de la niebla (Editorial Gente Nueva, 2006). 
Asimismo, es autor de antologías como Cuba for kids (Casa de la Cultura de Basilea, Suiza, 1997), Cuentos infantiles (Comité Cubano del IBBY, 1997), Cazador de sueños (Ediciones Luminaria, Cuba, 1998) y A favor de nuestros gatos (Miraguano Ediciones, España, 1999).
Sus obras se han traducido al inglés, portugués, japonés, alemán, euskera e italiano.

Asomado a tu silencio



Asomado a tu silencio,

tú me miras, nada dices

y tus ojos tan oscuros:

faros que alumbran mi cielo.



Asomado a tu silencio,

en tus ojos veo misterio,

noche oscura, puro sueño,

y un esconderse incierto.



Asomado a tu silencio,

eres bruma, sortilegio,

yo la prisa sin sosiego,

pez errante, puro incendio.



Asomado a tu silencio,

ansiedad, incertidumbre,

todo el mito, un destello,

al costado de mi verbo.



Asomado a tu silencio,

nada dices, tú me miras,

yo muriéndome de espera,

como barca allá en su puerto.



Asomado a tu silencio,

soy la prisa, la congoja,

la palabra no escuchada

y un anhelar ya sin tiempo.


Una lágrima se escapa



Una lágrima se escapa
de mis ojos como un signo,
una lágrima marchita,
regalada al infinito.

Una lágrima imposible,
que sientes como un grito,
una lágrima tremenda
por un amor perdido.

Una lágrima violeta
que es misterio y utopía,
una lágrima en mis ojos
cual velero al mediodía.

Una lágrima imposible,
huida a la medianoche,
una lágrima perdida,
sin un tímido reproche.

Una lágrima se escapa
si tú pasas por mi lado,
si te busco, si apareces,
o te pienso en mi costado...


Una lágrima imposible
dibujada entre mis ríos,
una lágrima cautiva
en otoño o en estío...

Una lágrima se escapa
porque eres lo prohibido,
una lágrima que duele
en el alma y sus latidos.

Una lágrima te brindo
aunque finjas inocencia,
y mi amor se va con ella,
¿borrará tu indiferencia?

(C) Enrique Pérez Díaz

ABECE-Hadario del Sueño, de Enrique Pérez Díaz, publicado en Venezuela


Si alguien sabe de qué está hablando al hablar de hadas, es Enrique Pérez Díaz, el polifacético escritor cubano, director editorial de Gente Nueva, que acaba de ver publicado su sugerente ABECE-Hadario del Sueño en Venezuela, como resultado del Séptimo Encuentro Internacional con la Literatura y el Audiovisual Infantil y Juvenil en Venezuela.
Hadas para cada letra y para cada ocasión, magia para cada momento del día a través de versos encantados y fluyentes como el agua, como el oleaje que bate su isla de sueños.

Quizás en cien años,

en uno o en mil,

nace un Hada Vuelo

desafiando al porvenir...


Tag : ,

La brujita inconforme, de Enrique Pérez Díaz, con ilustraciones de Enrique Martínez, será publicada por LIBRESA


El Premio 2012 del Concurso LIBRESA de Literatura Infantil fue obtenido por la escritora e ilustradora mexicana Maribel Suárez Sitges. Esta edición del certamen ha significado un enriquecimiento de la literatura infantil y juvenil latinoamericana con la publicación en la colección Garabato de 7 obras más. La brujita inconforme, de Enrique Pérez Díaz, con ilustraciones de Enrique Martínez, ha sido recomendada para su publicación.

Concurso LIBRESA de Literatura Infantil Ganadores 2012

Un espejo para mirar la infancia. Entrevista con Enrique Pérez Díaz en La Jiribilla

ENTREVISTA CON ENRIQUE PÉREZ DÍAZ,
DIRECTOR DE LA EDITORIAL GENTE NUEVA
Un espejo para mirar la infancia
Yinett Polanco y Martha Ivis Sánchez • La Habana
Fotos: Víctor Junco (La Jiribilla)
Fuente: La Jiribilla


Para la generación que entró en la adolescencia a mediados de los años 90, Enrique Pérez Díaz es, ante todo, el creador de Escuelita de los horrores, uno de los libros más divertidos dentro de la literatura para niños y jóvenes de los últimos 20 años en Cuba, pero bastante atípico dentro de su contexto por el uso de la parodia y la intertextualidad. Periodista y escritor prolífico, es autor de más de una decena de libros, algunos de ellos aún inéditos. Enrique es, además, desde hace un lustro, el director de Gente Nueva, Editorial insigne en la publicación para estas edades y que por estos días cumple 45 años. Horas antes de la inauguración de los nuevos espacios con los que Gente Nueva celebra su aniversario (una librería, una ludoteca, una galería), Enrique nos recibe en esta institución que a pesar de sus más de cuatro décadas de vida sigue teniendo un espíritu joven.

Gente Nueva arriba a su aniversario 45. Al volver la vista atrás ¿cuánto han cambiado los sueños iniciales que impulsaron su nacimiento?

Quienes cuentan la historia afirman que de la matriz de la Imprenta Nacional de Cuba, dirigida por Alejo Carpentier, y de la Editora Nacional de Cuba, que dirigió Herminio Almendros, surgió Gente Nueva en el año 1967. Inicialmente, los libros se publicaban según lo que llegaba, la Editorial estaba muy volcada a las adaptaciones de leyendas, de los clásicos, y a publicar, por supuesto, los primeros libros de las figuras cimeras de los años 60 en Cuba.

En 1972 se creó el Premio La Edad de Oro, luego se convocó a un fórum de literatura para niños organizado por el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación y a partir de ahí, junto con la creación del Premio empezaron a salir hornadas de autores cubanos. Muchos de ellos han sobrevivido al tiempo, otros tuvieron una producción que fue quedando atrás, porque respondían al tipo de literatura de la época.

Luego, en los años 70 y sobre todo en los 80 se inició un gran proceso de coediciones con los países del Este. Ahí, la Editorial cambió nuevamente su línea y es la época, recordada por muchos, de todas las grandes selecciones de cuentos populares rusos, los libros plásticos para que los niños se pudieran bañar con ellos, los libros de juegos, los troquelados. Fue una época de oro en cuanto al arte del libro. También en lo publicado había obras muy buenas, pero solo respondía a la literatura del Este, es decir, de Bulgaria, Rumanía, Hungría, Alemania, Checoslovaquia, por supuesto, tenía un fuerte movimiento, pero entonces los autores cubanos no publicaban mucho, si acaso, adaptaciones que hacían de esas mismas historias.

En los 80 se produjo el despertar de una literatura con otros intereses a través de figuras como Antonio Orlando, Magalys Sánchez, Froilán Escobar, Ileana Prieto, Omar Felipe Mauri, Albertico Yáñez; se empieza a matizar con intereses distintos esa literatura y, por supuesto, a penetrar en esta Editorial.

Con el colapso producido en el mundo editorial en los años 90, Gente Nueva produce una serie de plaquets como todas las editoriales cubanas, pero todavía seguía siendo un poco clásica. Hasta finales de esa década, cuando se empieza a arreglar un poco el mundo editorial, y en la primera parte de los 2000, se seguía considerando así —se publicó mucho a Julio Verne, Emilio Salgari, Alejandro Dumas, Charles Dickens, etc.—. A mediados de los 2000, la Editorial se empezó a abrir un poco más a los contemporáneos y eso es lo que ha caracterizado este período, donde hemos buscado nuevos y viejos autores cubanos y también autores extranjeros contemporáneos.

Gente Nueva ha estado dispuesta siempre a cubrir todas las temáticas que se supone debe incluir una editorial para niños. Hemos hecho libros de narrativa y poesía, pero también de arte, de deporte, de historia, de ciencia y técnica que son, además, los más difíciles. Ahora estamos intentando equilibrar esa producción —diría que en los últimos cinco años hemos estado en un período de tanteo—, porque a veces te parece que estás haciendo el mejor plan del mundo, pero la gente quiere Había una vez, o pide El Principito, o La Edad de Oro, es como si no existiera otra literatura infantil en el mundo que La Edad de Oro, u otro autor que Dora Alonso. Le estamos dando al lector opciones interesantes, nuevas, sin embargo, hay un preconcepto, una tradición que lógicamente cuesta mucho vulnerar, cambiar, y eso caracterizaría este período.

Estamos tratando de hacer libros más atractivos. Vivimos un reto, en una lucha constante con los ilustradores, porque los tenemos muy buenos, muy artísticos; pero hay que lograr un equilibrio con la media del gusto de las personas porque, de cualquier manera, el libro aunque defienda lo artístico, es una mercancía, y debemos trabajar para que llegue al público. Eso es una ley del libro en cualquier lugar del mundo.

Experimentalmente hemos querido acercarnos más a ese público, por eso debemos inaugurar una ludoteca que se va a llamar La Noche, una galería de arte llamada Sueño Despierto, que siempre va a tener una exposición y la librería El Cochero Azul, que pretende ser una vitrina de todo lo producido para niños en el país. La idea es acercarnos al pueblo para proseguir con la línea de trabajo comunitario realizado a través del Pabellón Infantil durante 12 años, es decir, con aficionados e instructores de arte. En estos últimos períodos, Gente Nueva se ha ido acercando más al público, pero no siempre lo suficiente porque cuesta mucho trabajo satisfacer todos los intereses.
Un sector al que la Editorial se ha ido acercando también es al juvenil, probablemente, el menos identificado como grupo lector.

Pensando en ese público hemos hecho dos colecciones: Ámbar, la de policíaco, fantasía, heroica y ciencia ficción; y Veintiuno, que es la de las novedades. Veintiuno también tiene literatura infantil; sin embargo, para nosotros a veces es casi juvenil, porque son libros que la gente no está acostumbrada a leer. Por ejemplo, toda la saga de La increíble historia de Lavinia, La muñeca viva y La muñeca del alquimista, de la italiana Bianca Pitzorno son textos que atacan el capitalismo, abordan la realidad de los niños, el menosprecio de los adultos por estos y la explotación infantil. Entonces, de alguna manera, funcionan como literatura juvenil aunque los personajes sean niños. Hay muchos libros clásicos que aquí no se han leído aunque se han visto las películas; por ejemplo, Un puente a Terabithia, novela maravillosa de Katherine Paterson; la saga de Las crónicas de Narnia, y algunos textos de Tolkien.

Nos hemos acercado al público juvenil, pero no todo lo que quisiéramos. Contamos con la colección Primavera donde se han publicado autores como Stefan Zweig, Alejandro Dumas, Jane Austen y también novelas cubanas, de Mirta González, Roberto Milián, hay una novela mía. Pretendemos aproximar la novela de amor al público actual, con las inquietudes y sentimientos del cubano.

En Ámbar es más sencillo. Estamos preparando títulos de diez autores contemporáneos cubanos, entre estos, algunas antologías de ciencia ficción porque hay un fuerte movimiento de autores de esa tendencia. No hay mucha inclinación a escribir novelas de amor, no hay apenas novelas de aventura. Esto es una carencia de la Editorial y no sé por qué, porque hay paisajes increíbles y situaciones históricas que se podrían rescatar, pero debemos forzarlo. Diez años atrás, el Premio La Edad de Oro convocaba temas específicos dentro de la novela y siempre era una lucha, porque se quedaba la mitad de los géneros desiertos, pues rara vez se encontraba un libro que a la Editorial le pareciera adecuado.

¿Cuáles otras colecciones de reciente incorporación o que planeen incorporar quisiera destacar?

Este año salimos con una colección en el formato de álbum medio ilustrado de libro pequeño. Con ese formato ha salido una serie de adaptaciones de ballets que son muy gráficos en imágenes y que se inició con una versión de El lago de los cisnes y el Cascanueces, de Dumas. Pensamos hacer Giselle y El pájaro de fuego para el 2013. También para el próximo año pensamos sacar una colección de canciones infantiles, no un cancionero, sino álbumes ilustrados, libros de imagen, porque estamos conscientes que la riqueza de las canciones infantiles se ha perdido un poco, sobre todo en los círculos infantiles.
Hay una colección en proyecto que es Cien preguntas. Ya está listo para salir Cien preguntas sobre Historia de Cuba, de la Doctora Francisca López. Además, verá la luz Cien preguntas sobre José Martí, y estamos preparando Cien preguntas sobre las ciencias. Queríamos abordar distintos temas, pero ese tipo de literatura muy especializada requiere de otro tiempo de producción y redacción. Pretendemos reimprimir los libros sobre el origami y el papalote, que fueron muy exitosos.
Queremos hacer un plan de producción que sea también del libro y no solo de literatura —también hay otros temas que no son literatura y que son libros para niños—. Es bueno hacer libros de colorear, de pasatiempos, que son muy solicitados. También tenemos una colección de acordeones, con preguntas y respuestas sobre Historia, y los troquelados que se añadieron desde hace tres años —fuimos los punteros en esto a partir de la tesis de grado de una muchacha de diseño—. Son muy bonitos pero son muy complejos porque aunque el costo editorial es bajo, el de la poligrafía es muy alto. A la gente le encanta, pero es una producción completamente subsidiada por el estado. Son libros que cuestan más caros, sin embargo, tienen un precio de venta mucho más bajo.

¿Qué autores cree que no se deban dejar de mencionar en el recuento de estos años?

Dora Alonso, que abandonó la literatura para adultos y se acercó a la literatura para niños con un interés, con un apasionamiento, con una dedicación… Fue una autora que publicó mucho y tiene también una literatura fronteriza hacia la literatura para adultos que pueden aprovechar los niños. Onelio Jorge Cardoso, por supuesto. Eliseo Diego, con su único libro para niños, pero con todo su trabajo teórico y de promoción, él fue el de la idea de fundar la revista En Julio como en Enero y, por supuesto, Exilia Saldaña, una persona que marcó pauta. Renée Méndez Capote también trabajó muchos años en esta Editorial.

Entre las generaciones más contemporáneas podríamos mencionar a Teresa Cárdenas, Albertico Yáñez —que lamentablemente ya no está entre nosotros—, Antonio Orlando, Omar Felipe Mauri, Olga Marta, Magalys Sánchez, Julia Calzadilla, Nersys Felipe. Hay varias generaciones de escritores que han ido marcando puntos importantes en el desarrollo de la literatura infantil cubana y, por supuesto, van a seguir teniendo aquí su espacio. De alguna manera, su obra va a estar representada en todos los planes editoriales que hagamos y en los espacios que se están creando en la Editorial para el trabajo sociocultural de la comunidad.

¿Cuál es la mayor fortaleza de Gente Nueva?

La juventud. Tenemos un colectivo muy joven, lleno de inquietudes, de iniciativas, eso junto con la experiencia de los años acumulados ha permitido alcanzar una media de excelencia para hacer libros bien estudiados, editorialmente bien trabajados. Es un reto hacer un plan de casi cien libros al año, constantemente hay que estar leyendo mucho, es muy tensionante trabajar contra un cronograma como ese; pero creo que se logra porque hay un colectivo vivo, muy dinámico, emprendedor.
Tag : ,

Gente Nueva: este "nido de sueños" ya tiene 45 años. Susana Méndez en Cubarte

Foto: CUBARTE


Fuente: CUBARTE

Por Susana Méndez
Tal y como estaba previsto fue reinaugurada la editorial Gente Nueva como un proyecto sociocultural con alcance comunitario, una buena manera de celebrar los 45 años de fundada.

También como había deseado su director hace unos días, Gente Nueva se llenó de niños alumnos de las Escuelas Primarias Unión Nacional de Estudiantes (UIE), Nicolás Estévanez y Valdés Rodríguez, juntos a ellos muchos de los autores del catálogo de la editorial celebraron el cumpleaños de una de las más significativas casas editoras del país en tanto el extraordinario aporte que durante toda su historia ha regalado al futuro de la nación.

Se encontraban presentes además Fernando Rojas Gutiérrez, viceministro de Cultura, Juan Rodríguez Cabrera, vicepresidente del Instituto Cubano del Libro, así como otros escritores, especialistas y todos los trabajadores de la institución.

El periodista, escritor y editor, Enrique Pérez Díaz, director de Gente Nueva dio la bienvenida a los participantes y expresó:

«Esta es la editorial del Premio La Edad de Oro, de la merienda de locos, del Pabellón Infantil creado por Albertico Yáñez y sus talleres de Origami, Papalote, Pintacaritas, Muñequería, entre otros. Es la editorial que dio a conocer la obra infantil de Dora Alonso, Nersys Felipe, Eliseo Diego, Onelio, Félix Pita, Renecita y Excilia Saldaña.Es la editorial de las colecciones Aventuras, Primavera, Minilibros, Ámbar y ahora de Veintiuno y es la editorial de la revista En julio como en enero, que ya tiene un cuarto de siglo. Es el hogar de cuantos soñaron, sueñan y soñarán mañana el mejor libro que niños y adolescentes puedan tener entre sus manos».

Este «nido de sueños», como la calificó Pérez Díaz, se reinaugura con la peculiaridad de albergar en toda su planta baja un proyecto cultural para el desarrollo de la imaginación y del mundo fantástico de los niños, a través del disfrute de la lectura y los juegos.

Sueña despierto, es una sala polivalente para exposiciones, conferencias, promoción de la lectura y la escritura; a unos pasos de ésta se encuentra la ludoteca La noche, en la cual los pequeños podrán jugar y escuchar hermosas poesías en un espacio diseñado e ilustrado bellamente y dotado de juguetes que han sido donados por escritores, amigos y otros colaboradores. El Cochero Azul, a la entrada de la casa, acaba de nacer como la primera librería especializada de su tipo en Cuba.

«Proyectarnos más hacia el trabajo socio cultural de la comunidad, luchar por la eficiencia en la diaria labor y porque baje el costo de nuestros libros y estos interesen a amplios sectores de la población, abogar por la promoción de una literatura sin edad, de vanguardia, que haga pensar y soñar, crecer a la gente… esas son nuestras metas inmediatas», declaró el director de Gente Nueva.

Al final el mejor cierre para este 45 cumpleaños, un grupo musical del Círculo Infantil Alba del mañana.

Enrique Pérez Díaz en el 45 aniversario de Gente Nueva

La Editorial cubana Gente Nueva, especializada en literatura infantil y juvenil cumple 45 años y el jueves 31 de mayo de 2012 lo celebraron por todo lo alto, presentando nuevos espacios para impulsar la LIJ. Estas son las palabras que Enrique Pérez Díaz, el Director Editorial, ha escrito para esta ocasión memorable. Desde aquí, muchas felicidades a Enrique y a toda la entrañablemente querida GENTE NUEVA. (MGE)

Queridos amigos colegas, invitados, periodistas, trabajadores de la editorial, fundadores... Gente Nueva cumple hoy 45 años y eso nos reúne para festejarlo. Es una madurez ganada en largo tiempo de trabajo editorial. Nos encontramos en la que es su sede desde el dos mil. Larga es la historia de esta editorial y reconforta saber que, varias generaciones de jóvenes, quienes crecieron leyendo sus libros, son hoy el motor impulsor de cada nuevo proyecto que se gesta entre estas paredes. Esta es la editorial del Premio La Edad de Oro, de la merienda de locos, del Pabellón Infantil creado por Albertico Yáñez y sus talleres de Origami, Papalote, Pintacaritas, Muñequería, entre otros.
Es la editorial que dio a conocer la obra infantil de Dora Alonso, Nersys Felipe, Eliseo Diego, Onelio, Félix Pita, Renecita y Excilia Saldaña. Es la editorial de las colecciones Aventuras, Primavera, Minilibros, Ámbar y ahora de Veintiuno y es la editorial de la revista En julio como en enero, que ya tiene un cuarto de siglo.
Es el hogar de cuantos soñaron, sueñan y soñarán mañana el mejor libro que niños y adolescentes puedan tener entre sus manos. Luego de dos largos años de errar como golondrinas en busca de un nido, reinauguramos hoy este nido de sueños, con todos ustedes que han puesto (y pondrán), su granito de arena con tal de que la literatura infantil esté cada vez más cerca de sus potenciales destinatarios. En este nido —que hemos ido levantando gracias al apoyo del ICL, del Ministerio de Cultura, gracias a la confianza y el aliento de Zuleica y Abel, de la brigada de Luis y sus constructores de la ESEO y de cuantos, aquí, o en otras casas, no dejaron que los planes editoriales de Gente Nueva languidecieran en el período— han de seguir naciendo nuevos proyectos que hagan volar, alto y lejos, el alma de la gente. Cada espacio creado desde hoy entre estas paredes, será predio para el encantamiento y el trabajo diario, la imaginación y el ejercicio sano del tiempo libre. SUEÑA DESPIERTO, donde nos encontramos, es una sala polivalente para exposiciones, conferencias, promoción de la lectura y la escritura. LA NOCHE, ludoteca que en breve visitarán, será sitio para que los niños jueguen y escuchen la mejor poesía. EL COCHERO AZUL, primera librería especializada de su tipo en Cuba, será cuna de cuantos libros se publiquen pensando en los que saben querer. Queremos que esta sea la casa grande de ustedes que hasta aquí nos han seguido y de quienes siempre nos acompañaron con su ejemplo, como Andersen, Martí, Exupèry y tantos más, cuyo aliento se siente entre estas viejas (y a veces húmedas) paredes. En los últimos años, Gente Nueva ha demostrado que no es solo una casa editorial, sino un proyecto cultural que a su alrededor congrega a mucha gente que cree en el futuro. Por eso, la ludoteca, reto que nos lanzó nuestra presidenta Zuleica, es fruto del ingenio de nuestros ilustradores que desinteresadamente la decoraron para los niños y cuantos juguetes se encuentran allí son donaciones de escritores, amigos, personas entrañables. Proyectarnos más hacia el trabajo socio cultural de la comunidad, luchar por la eficiencia en la diaria labor y porque baje el costo de nuestros libros y estos interesen a amplios sectores de la población, abogar por la promoción de una literatura sin edad, de vanguardia, que haga pensar y soñar, crecer a la gente… esas son nuestras metas inmediatas. Ser, en definitiva, un proyecto del siglo Veintiuno, con libros troquelados, e-books, audiolibros, multimedias, una página web que en breve podrán consultar, y muchos otros sueños compartidos.
Entonces, gracias por su confianza, un abrazo enorme y nuestra invitación a que, desde ahora, sientan esta su casa, pero no la casa del descanso sino la casa del trabajo, la casa de la iniciativa y el reto, la casa donde se doman los ariscos potros de la realidad y se inventan centauros y pegasos, la casa donde lo imposible se hace posible, la casa donde con los pies en la tierra, corazón en mano, se avanza, a grandes pasos, con el sueño entre los ojos y la vista en el mañana promisorio. Tuyo es el futuro, Gente Nueva: levanta tu vuelo como el patico feo convertido en cisne y nunca te detengas, avanza hacia el infinito… y más allá… Digamos todos: Felicidades, Gente Nueva. Muchas gracias…

El cochero azul: un sueño muy real


Inauguración Proyecto Cultural 
Gente Nueva

·       Librería “El Cochero Azul”

·       Ludoteca La noche

·       Sala multifuncional Sueña despierto

Jueves 31 de mayo de 2012, 10 am.
45 Aniversario Fundación Editorial Gente Nueva
Calle 2 N0 58 / 3ra y 5ta El Vedado
Plaza de la Revolución

La Editorial Gente Nueva se convierte en Centro sociocultural en su 45 aniversario

Enrique Pérez Díaz. Foto: Cubarte




Festeja Gente Nueva su 45 aniversario trabajando


Fuente: Cubarte


Por Susana Méndez


Gente Nueva cumple 45 años  y los está festejando con la reconstrucción capital del inmueble que ocupa  desde el año 2000 y con la conversión de toda la planta baja del mismo en un proyecto sociocultural comunitario.

Optimismo, ilusiones  y ganas de hacer se aprecian en los  directivos, especialistas y trabajadores de esta editorial que nació el 31 de mayo de 1967 y con cuyos libros muchas generaciones de cubanos han aprendido a leer.

«Este 45 aniversario lo hemos querido festejar trabajando, la fiesta nuestra es trabajar», así comenzó su intervención el periodista, escritor y editor Enrique Pérez Díaz, director de Gente Nueva desde hace 5 años, en  la conferencia de prensa que se realizó a propósito del programa de celebración de la conmemoración y de la reinauguración de la institución.

Se conoció que la etapa constructiva debe culminar este fin de semana y que posteriormente se va a realizar una ambientación artística por parte de creadores de las artes  plásticas para embellecer los diferentes espacios que se pondrán en función de dar servicio al público.

La noche será la sala de presentaciones de libros de poesía y a la vez ludoteca, habrá una galería para exposiciones de artes visuales llamada Sueña despierto y  una sala para exhibiciones cinematográficas; el Patio de Sueños se utilizará también como espacio de presentaciones.

Está previsto que se realicen las peñas de narración oral Cuéntame un cuento, que serán conducidas por  Mayra Navarro, Elvia Pérez, Reynaldo Alvarez y Dayana Deulofeo; la escritora y periodista Soledad Cruz dirigirá un espacio teórico y se espera que el Premio Nacional de Diseño Esteban Llorach realice una tertulia sobre el tema de la literatura infantil.

Pérez Díaz informó en el encuentro que van a funcionar en la institución talleres relacionados con diversos temas como la fabricación de origamis y papalotes, el dibujo, la literatura, entre otros y seguidamente afirmó:

«Gente Nueva va a seguir siendo una editorial y se va a convertir a la vez en un proyecto cultural en cuanto a su accionar con la comunidad, en lo que tenemos ya una experiencia a partir del trabajo que hemos desarrollado con el Pabellón Infantil de las ferias del libro y la idea es que esto esté siempre lleno de niños, que se sientan felices aquí y que cada día los acerquemos más a nuestra institución no solo con los libros si no también con las actividades culturales».

Igualmente explicó el director de Gente Nueva que la librería lleva el nombre de El Cochero Azul en homenaje a la escritora Dora Alonso; « las personas que trabajarán en la librería van a estar  caracterizadas como personajes de cuentos, para estimular la fantasía de los niños; queremos que esta sea una librería solo de libros para niños, y para los adultos que se sientan niños, pero no editados  nada más por Gente Nueva, sino también por Unión, Abril, y algunas casas editoriales de provincias».

A continuación comentó que esta librería va a  funcionar como centro de referencia, ya que brindará documentación e información acerca de los escritores, de los libros, etc., y que el fondo bibliográfico de la editorial se va a poner en función de dar servicio a la población cercana, con préstamos y consultas.

Más adelante se refirió el directivo a los planes editoriales con que la institución saluda este aniversario; en este sentido anunció la presentación de nuevas colecciones como El Ballet en la Literatura, Cien preguntas,  una de canciones infantiles en formato de álbum ilustrado, entre otras novedades.

Al aludir a la importante colección Veintiuno, Pérez Díaz destacó que la misma tiene ya en su catálogo un centenar de libros,  pero que no es de las más vendidas entre otras cosas porque tiene un diseño bien atrevido, con un mínimo de ilustraciones, pues tiene más peso en la misma la calidad del texto y abarca temas novedosos y difíciles; no obstante, señaló que es muy disputada entre los autores tanto cubanos como extranjeros, en cuanto a estos «porque Cuba sigue siendo un lugar interesante porque presenta una propuesta cultural diferente y los escritores se sienten motivados a publicar acá», aseveró.

La producción editorial de Gente Nueva responde a los intereses de todos los segmentos de lectores para los que trabaja: libros  troquelados, álbumes ilustrados, las colecciones Aventuras, Primavera, Veintiuno, los Premios  La Edad de Oro, historietas, libros de pasatiempos y también una selección  que es Cuentos de amor y desamor, otra de Cuentos de  hadas, princesas y brujas, y  publica anualmente un centenar de libros, de los cuales 90 son novedades y solo10 reimpresiones..

Pérez Díaz anunció que próximamente se va a realizar una investigación por parte del observatorio del libro y la literatura acerca de los ritmos de ventas de los diferentes títulos de la editorial, este fenómeno aseguró que les exige un mayor nivel de selección con el catálogo.

«Hay un lector que hay que conquistar porque está en este siglo sometido a la influencia de los medios tecnológicos por lo que estamos obligados a hacer propuestas doblemente atractivas para que las personas compren y lean nuestros libros».

Mi nostalgia es como un vals



  Mi nostalgia es como un vals
donde te llevo a danzar,
acaricio tu figura,
que se aleja por el mar.
 Mi nostalgia es mi coraza
para la pena borrar,
es tu imagen que se pierde,
tu recuerdo y nada más…
 Mi nostalgia por tus pasos,
por tu risa y por tu andar,
es una senda perdida
que transito una vez más…
 Mi nostalgia por tu ausencia,
caro sueño, eterno errar,
mi nostalgia, siempre amarte,
inventar la tempestad…
 Mi nostalgia es como un vals
pasos vienen, pasos van,
y me ciño a tu recuerdo,
 como bandera de paz.
 Mi nostalgia es como un vals
noche larga, amor fugaz,
una barca a la deriva,
infinito y más allá…


  

Enrique Pérez Díaz: un espíritu libre que vive para las letras. Cubaliteraria


Enrique Pérez Díaz: un espíritu libre que vive para las letras
Lilien Tujillo Vitón, 02 de abril de 2012

Lleno de júbilo y energía y admirablemente dispuesto a la plática y la promoción de la literatura infantil; el escritor, periodista, investigador y director de la Editorial Gente Nueva, Enrique Pérez Díaz, accedió a develar para los lectores de Cubaliteraria lo más reciente que acontece en su vida profesional así como en la institución que encabeza.




¿Qué actividades tiene proyectada la Editorial Gente Nueva para celebrar su aniversario 45?

Para festejar esta fecha queremos, sobre todo, salir con nuevos bríos al ruedo de la edición cubana, porque Gente Nueva fue la primera editorial que publicó literatura infantil y en definitiva, la que enseñó a leer a muchas generaciones. Afortunadamente, ya hoy no es la única y todo eso tenemos que celebrarlo

Primero escogeremos los libros más significativos de este año, pertenecientes a las distintas colecciones de la editorial y haremos una serie de presentaciones en nuestras sedes habituales que son la Sociedad Cultural José Martí, La Jiribilla y la casa museo Servando Cabrera.

Quizás organicemos también otro Sábado del Libro, para complementar la difusión de los textos que propusimos en la pasada Feria en La Cabaña, porque como a este evento asisten tantas editoriales nuestra entrega se ve un tanto opacada. Precisamente, por eso pretendemos, en ocasión del aniversario 45, masificar la divulgación de estos textos.

Por otra parte, es muy probable que para el propio día 31 de mayo, fecha en que celebramos el onomástico de Gente Nueva, podamos inaugurar la librería “El cochero azul”, que estará situada en los bajos de la editorial y será la primera librería especializada en literatura infantil, en Cuba. Pretendemos que sea, además, un centro de referencia, de información y de venta, donde dispongamos de todos los libros infantiles del país.

Además, continuaremos con las actividades que hemos venido haciendo en el pabellón infantil de la Feria Internacional del Libro a lo largo de once años, como los talleres de origamis, el intercambio con los autores y las presentaciones de La Colmenita como complemento de lo anterior.

¿Las actividades por el aniversario serán solo en saludo a la fecha o continuarán el resto del año?

Estaremos realizando actividades todo el año. Por ejemplo, celebraremos el aniversario 25 de la revista En julio como en enero, de la cual saldrá un número a propósito del aniversario de la editorial.

Iremos también a otras provincias del país, como Artemisa y Matanzas, donde participaremos en un taller de teatro para títeres con el libro A dónde van los ríos, de María Laura Germán Aguiar.

Tenemos, además, proyectos editoriales de gran relevancia, como el libro Para leer el XXI, que compila las ponencias del pasado Encuentro Iberoamericano de Literatura para Niños y Jóvenes y que incluimos a sugerencia de  Zuleika Román, quien estuvo en la clausura del evento y le pareció interesante lo que allí se discutió. Será una tirada pequeña, acorde con el público al que va dirigido, compuesto básicamente por investigadores.

Este año debemos sacar también el Diccionario de la literatura infantil cubana, texto que lleva mucho tiempo escrito pero se ha venido actualizando y finalmente, debe salir, con la edición de Esteban Llorach.

¿En qué nivel se encuentra la literatura para niños hecha en Cuba en la actualidad?

La literatura para niños en Cuba está ahora mismo en un momento de despegue, todavía en búsquedas, en tanteos, pero ya con obras concretas que respaldan la buena salud de esta arteria de la literatura, y lo que es más, hay muchos autores queriendo escribir para los pequeños.

Por lo menos hay para escoger. Es decir, lo que publicamos es una selección de todo lo que nos llega, que es mucho. Hubo una época en que se publicaba cualquier cosa, pero creo que ahora hay mayor rigor en las selecciones. Los mismos autores al leer otros libros, se nutren muchísimo y se nos acercan con obras más atrevidas. Y por supuesto, el reto mayor de la editorial, en este momento, es acercarse al lector de siglo XXI, que no es el mismo del anterior, pues funciona con nuevos códigos y referentes.

¿En qué proyectos personales está inmerso ahora mismo?


Actualmente estoy trabajando en una antología de cuentos míos que será publicada por Ediciones Matanzas. El libro reúne textos que han salido en distintos momentos y que abordan varios universos, como los vampiros, los ángeles y las aves, específicamente los ícaros.

Son todas historias muy conectadas con las aves, con el ala y con la mismísima acción de volar. Es un libro muy especial para mí porque incluyo también fragmentos de otros textos, como Inventarse un amigo y Cuando llegan las cigüeñas de París.
Tengo otra obra que saldrá por Cauce y aborda el tema de la emigración. Específicamente trata de una familia que se ve dividida por esa causa. La emigración es una temática que he recorrido varias veces en textos como Inventarse un amigo, Alguien viene de la niebla y Las golondrinas son como el mar.

Este se llama El mar no tiene color, y cuenta la historia de dos hermanos separados por sus padres. El padre se va con la hermana hacia Miami, Estados Unidos, y la madre se queda aquí con el hijo. A partir de ahí el libro revela la añoranza que siente uno por el otro y, a la vez, el reflejo de qué ocurre en ambos lugares.

Hacer este libro significó un reto para mí porque no he estado nunca en Miami y tuve que imaginarme un poco, investigar y asesorarme bastante para poder construir la vida de ese personaje y de su padre allá.

Este libro, que escribí en 2007, tiene también otros personajes más imaginativos: una sirena y un abuelo que aparece todo el tiempo aunque no está vivo.

Personalmente creo que El mar no tiene color es una historia bastante atrevida. Es de las últimas cosas que he hecho porque, en realidad, con la dirección de la editorial y la edición tengo poco tiempo para escribir, aunque confieso que me gusta mucho lo que hago en mmi institución.

Usted ha abordado un diapasón muy amplio de temáticas en sus obras -que ya sobrepasan la veintena- pero, ¿hay alguna en especial que no haya abordado y a la que le gustaría acercarse?

En realidad a mi no me inquietan mucho las temáticas, por lo general me surgen primero las  historias. Hay muchos temas que no he abordado, e incluso me han preguntado, por ejemplo, por qué no he escrito sobre la negritud. Y yo tengo personajes negros en mi literatura, como los tengo en mi vida, en mi familia, pero no siento que lo tenga que abordar si no me surge una historia.

Pese a que he explorado temáticas atrevidas, nunca me lo he propuesto. Siempre me ha surgido una historia y a partir de ahí escribo. Es decir, tengo que estar motivado por el argumento que es lo que me atrapa, lo que me seduce, no tanto la temática. Esta sale luego como un telón de fondo y a veces en un propio libro surgen varias.

Periodista, escritor, editor, investigador y hasta cuentacuentos, ¿cuál lo apasiona más?

Tengo que dividirme constantemente en muchas partes. Pero todas me apasionan y como tengo un espíritu libre, las llevo todas a la vez. Por un lado, no puedo renunciar al periodismo porque me encanta, pero por el otro tengo la investigación, que también me gusta y es algo a lo que dedico mucho tiempo. Está también la promoción, que la he descubierto como un arte y la edición, que me apasiona. Soy feliz corrigiendo un libro. Así que no me pudiera decidir por alguna en particular porque me siento bien desempeñándome en todas.

Del periodismo me han quedado muchos vicios que me sirven, incluso, para las otras ramas. Por ejemplo, me gusta que todo se haga rápido, que los libros los quemen en una semana, que los ilustren en otra y, sí dependiera de mí, publicaba un libro diario en la editorial y programaba actividades para salir a venderlo. Creo que únicamente con ese espíritu se pueden hacer todas las cosas que hago.




Tú te sientas a la puerta

Enrique, hace algunos años
Tú te sientas a la puerta
Tú te sientas a la puerta
de tu casa sin consuelo
y dejas pasar las horas,
mientras preguntas al cielo.

Nada esperas de la vida,
solo que el tiempo se esfume,
tú que duermes en desvelo,
soñando el amor ocurra…

Tú que miras las estrellas
y las cuentas noche a noche,
tú vagando, alma muy sola,
sin decirles ni un reproche…

Yo te sueño te imagino,
yo te sigo mientras viajas,
yo deletreo tu nombre,
inmenso como una casa…

Es lo único que guardo:
tu palabra y tu figura,
tú que ignoras cuanto siento,
yo volando a mis alturas…

Tú ya cierras la esperanza,
de tu cielo y de mi playa,
yo reverdezco en quimeras
cuando busco tu mirada…

Tú se sientas a la puerta
de tu casa y de tu sueño,
yo me escapo al infinito
y te llevo hasta el silencio…

No sé si el tiempo conspire,
en contra o a favor nuestro,
la vida es un corto suspiro
y el amor un dulce misterio…

Yo me asomo a la ventana
y te imagino tan lejos.
Tú buscando en las estrellas,
lo más infinito e incierto…

Tú te sientas a la puerta
de tu casa sin consuelo
y dejas pasar las horas,
mientras preguntas al cielo.

Apenas me abismo a tu alma,
que es suspiro y es silencio,
toda la tristeza en tus ojos,
el mismo candor de mis sueños…

Ancho es mi corazón



Ancho es mi corazón
Enrique Pérez Díaz

Ancho es mi corazón, y es todo tuyo:
Todo lo triste cabe en él, y todo
cuanto en el mundo llora, y sufre, y muere!

José Martí
Ancho es mi corazón,
y es todo tuyo:
infinito mi anhelo,
fugaz mi orgullo.

Frío y lejano el mundo
que nos contempla,
dulce mi amor y solo,
azul mi pena.

Ancho es mi corazón
aunque lo ignores,
en el duerme lo triste,
el mal de amores…

Cuanto en el mundo llora,
y sufre y muere,
se acoge en mi alma
si tú no vienes…

Ancho es mi corazón
a ti lo entrego,
cual mar que escapa
y se pierde lejos.

Ancho es mi corazón
¿por qué te vuelves?
infinito el penar
si tú te pierdes.

Ancho es mi corazón,
y es todo tuyo:
el universo entero
yo y tú, solo uno…

Cuanto en el mundo llora,
y sufre, y muere:
compararse nada puede
a esta, mi fiebre…

Ancho es mi corazón,
¿por qué lo ignoras?
La vida es un cruel reloj
se van las horas…

Ancho es mi corazón,
y es todo tuyo:
¡Todo lo triste, en él:
que llora, sufre, y muere!

(C) Enrique Pérez Díaz

- Copyright © Algo de magia - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -